Azriel es un espíritu que despierta de golpe en la ciudad de Nueva York y presencia el asesinato de la joven Esther Belkin…

    Sin mucho sentido de la orientación y con un deseo de venganza que lo desborda busca al asesino de la joven.

    Termina en la cabaña de un profesor de la joven, un hombre llamado Jonathan al que le cuenta su historia.

    Su vida mortal comenzó en Babilonia, en su época de esplendor y el reinado de Nabucodonosor.

    El ahora fantasma se movía y respiraba como cualquier ser humano que se precie, sin embargo en un ritual salvaje para un dios implacable, le bañaron en oro mientras aún estaba vivo.

    Entre cánticos y hechizos consiguieron atar el alma a sus huesos, dejándolo como siervo de aquél que los poseyese.

    Anne Rice nos cuenta una historia espeluznante a dos tiempos. Mientras Azriel nos habla de una babilonia que ya no existe, con todas sus maravillas y bajezas…

    En el tiempo actual, la secta del Templo de la Mente son presentados como los terroristas encargados de la muerte de la joven Esther.

    Pero todo este camino sólo sirve para que el joven, asesinado hace miles de años, prosiga con su intento de redimir el alma y ser libre de sus huesos.

    Personalmente os diré que la parte babilónica me encantó sobre el resto, pero es un gran libro que, sin pertenecer a una de las sagas de la escritora, nos muestra a una autora competente y versátil dentro de su estilo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s